skip to Main Content
Cenotes Yucatecos Para Visitar En Las Vacaciones

De los más de 10.000 cenotes que podemos encontrar en Yucatán, el de Ik Kil es el más turístico de todos y el que mayor número de visitantes recibe al año, algo que se explica por su cercanía al conjunto arqueológico de Chichen Itzá.

No obstante, hoy no queremos hablarles de él, sino de algunos cenotes que suelen pasar desapercibidos y que son igualmente espectaculares.

Cenote Noh-Mozón, Pyxia

Es uno de los menos frecuentados, tanto por turistas extranjeros como nacionales, ya que su acceso es bastante complejo. Para llegar hasta Noh-Mozón se deben recorrer varios kilómetros por un pequeño sendero abrazado por una intensa vegetación.

No es un camino sencillo y su recorrido supone en sí mismo una aventura, pero la belleza de este cenote es tal, que cuando lleguen hasta él y lo observen desde arriba ya se habrán olvidado del tedio de la travesía.

Noh-Mozón es un cenote de tipo abierto con cerca de 9 metros de caída libre, aunque su acceso se realiza a través de una empinada escalera de madera. A los pies de esta se encuentra una plataforma que permite el acceso directo al agua, con una profundidad máxima de 45 metros.

En este cenote de Yucatán se puede nadar libremente y practicar el snorkel, ya que los rayos del sol iluminan fácilmente el fondo. Con todo, se recomienda usar chaleco salvavidas.

Aunque se trata de uno de los cenotes menos conocidos, se encuentra explotado de manera turística por lo que es necesario pagar para poder visitarlo.

Cenote X’kekén, Valladolid

Este cenote es, junto con el de Samula, uno de los más bellos de la ciudad de Valladolid. Su nombre se traduce como “cerdo” en maya y proviene de una antigua leyenda que cuenta que los primeros habitantes de la zona tenían un cerdo que siempre regresaba cubierto de lodo cada vez que se alejaba.

Cuando decidieron seguirlo, se encontraron con este precioso cenote al que bautizaron como X’kekén en honor al animal.

A diferencia del de Noh-Mozón, X’kekén no es un cenote al aire libre, sino que se encuentra dentro de una cueva.

Esto lo convierte en uno de los cenotes más apropiados para los amantes del submarinismo, aunque también es posible nadar en sus aguas completamente transparentes, valiéndose, de nuevo, de un chaleco salvavidas.

This Post Has 0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
×Close search
Search